4 golosinas para perros fáciles de hacer y saludables

Las golosinas son excelentes para entrenar y siempre deberías tener algo contigo cuando paseas a tu perro en caso de que intente huir o se vaya a pelear con otro perro. Siempre es una buena idea entrenar un poco para mantener las habilidades del perro, fortalecer la confianza y usar algo de ese exceso de energía.

Y, hacer tus propias golosinas para perros es más barato, más saludable y más versátil que comprarlos en una tienda de mascotas.

Aquí hay cuatro recetas caseras de golosinas para perros fáciles, deliciosas y muy saludables:

1. Delicias de pollo y arroz

1 taza de arroz cocido

1 taza de pollo cocido (puede usar carne enlatada)

2-4 cucharadas de harina (la harina de arroz o de maíz funciona muy bien)

1 huevo

+ hierbas

Precaliente el horno a 175 grados centígrados. Ponga todos los ingredientes en un bol de un procesador de alimentos y mezcle bien. Luego vierta en moldes para cubitos de hielo, moldes de silicona o moldes para muffins. Hornee durante 20 a 30 minutos hasta que las golosinas estén doradas y crujientes. Puede hornearlos siempre que desee secarlos, solo baje la temperatura si parecen dorarse demasiado. Enfriar y cortar en trozos del tamaño deseado.

SUGERENCIA: ¡También puedes congelarlos! Solo agrega un poco de agua o caldo en los moldes.

2. Golosinas fáciles de comida para bebés

2 tazas de harina (cualquier harina vale, pruebe las harinas de nueces y frijoles y también copos de avena)

2 botes de papilla (por 120 gramos)

Puede utilizar básicamente cualquier alimento para bebés que no contenga ingredientes peligrosos para los perros. ¡Las verduras, las frutas y las mezclas de carne son buenas! Precaliente el horno a 175 grados centígrados. Mezcle los ingredientes en una mezcla firme. Luego, puede enrollar la masa en una hoja y usar cortadores de galletas para hacer delicias originales o puede enrollar bolas, cubos de corazones, ¡lo que sea! Hornee durante 20 a 30 minutos. Enfríe y guárdelo en una bolsa de papel o tela, para que las golosinas no se ablanden. Estos también se pueden congelar para alargar su tiempo de almacenamiento.

3. Mantequilla de maní y galletas de semillas

1 taza de harina (de nuevo cualquier harina vale, prueba las harinas de frijoles)
1 taza de copos de avena
1/2 taza de semillas a elección
1/2 taza de caldo
3 cucharadas de mantequilla de maní

Precalienta el horno a 175 grados centígrados. Mezcle los ingredientes secos, luego agregue el caldo y la mantequilla de nueces. Agregue más líquido si es necesario para formar una masa firme. Enrolle en una hoja y corte en las formas deseadas. Hornee por 10 minutos, luego voltee y hornee por otros 10 minutos. Enfríe y guárdelo en un tarro de galletas o en una bolsa de regalo cerrada.

Tenga en cuenta que no todos los perros pueden digerir semillas o frutos secos, por lo que debe consultar a su veterinario, probar con una pequeña cantidad y vigilar a su perro y sus hábitos digestivos.

4. Dulces de manzana y canela

1 taza de copos de avena
1/2 taza de puré de manzana o papilla de manzana
pizca de canela
1 huevo
Precaliente el horno a 175 grados centígrados. Mezcle la avena y la compota de manzana, agregue la canela. Luego agregue el huevo y mezcle bien. Coloque la masa en una bandeja para hornear, una cucharada a la vez. Hornee durante 20-30 minutos hasta que estén doradas. Enfriar y almacenar en una bolsa de papel o tela, para que las golosinas no se ablanden. También se puede congelar para alargar el tiempo de almacenamiento.

¡Buen provecho!
Ps Estas golosinas también son seguras para los humanos, ¡dale un mordisco!

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen